NOVEDADES

Parroquia San José Obrero en Facebook

6 hours ago

Parroquia San José Obrero Toledo
View on Facebook
View on Facebook

Domingo,20 Septiembre
Comenta David Sanchez
Delegado de Juventud-SEPAJU
... See MoreSee Less

View on Facebook

Gracias Peregrinos de URDA y de BARGAS
Que el Cristo de la VeraCruz y el Cristo de la Sala nos bendigan a todos👏👏🙏
Ha sido una Eucaristía preciosa
... See MoreSee Less

View on Facebook
View on Facebook

Sabado,19 Septiembre
Comenta Quique del Álamo( Valmojado)
... See MoreSee Less

View on Facebook

2 days ago

Parroquia San José Obrero Toledo
View on Facebook
View on Facebook

3 days ago

Parroquia San José Obrero Toledo
View on Facebook

Gracias a Luis LUCENDO (párroco de Villacañas) por su comentario al Evangelio sobre los VIÑADORES:
——————————-
25º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
20- septiembre- 2020

1.- Me siguen impresionando las palabras del papa Benedicto XVI el día de su elección: “SOY UN HUMILDE TRABAJADOR DE LA VIÑA DEL SEÑOR”.
Teniendo en cuenta que la viña del Señor es la Iglesia, pero también el mundo, de alguna manera todos los cristianos somos trabajadores en esta especial viña.
Cristo sabía mucho de viñas y sus enseñanzas las comprendemos muy bien los manchegos que vivimos rodeados de ellas.
En nuestros pueblos estamos en tiempos de vendimia tiempos de vendimia y los textos evangélicos que se proclaman en estos tres domingos nos sitúan en la viña. Es verdad que se trata de la viña del Señor.

2.- HOY EL EVANGELIO NOS PRESENTA LA PARÁBOLA DE LOS VIÑADORES QUE SON LLAMADOS A TRABAJAR EN DIFERENTES MOMENTOS DEL DÍA.

2.1.- ¿Cuál es la viña? Se trata de la viña del Señor: la iglesia y el mundo donde hay que construir el Reino.

2.2.- ¿Quién es el dueño de la viña? Jesucristo, que la ama con pasión, hasta dar la vida por ella.

2.3.- ¿Quién somos los invitados a trabajar en esta viña? Tú y yo, todos somos llamados y todos tenemos un puesto en esta viña.

2.4.- ¿Cuál es el sueldo, el denario?
Jesús nos lo ha dicho: Recibiréis el ciento por uno y la vida eterna.

3.- ALGUNAS CONCLUSIONES
3.1.- Encuentra tu trabajo en la viña:
• En la parroquia: en este tiempo tan difícil de la pandemia, debemos con sencillez encontrar caminos de servicio a los demás: en la catequesis, en caritas, en la liturgia, en la limpieza…. Escuchemos cada uno la llamada del Señor: “Venid vosotros a trabajar a mi viña”. Descubramos con generosidad nuestra vocación en seno de la comunidad parroquial.
• Tenemos mucho que hacer en el mundo los cristianos: trabajo, educación, política... Admiramos estos días a los maestros que están

3.2.- Valora el salario que recibirás:
El salario definitivo es la vida eterna. Pero existe un gran premio: trabajar en la viña del Señor es una gozada. ¡Qué hermoso es ser colaborador y amigo de Cristo en su viña! Trabajar y estar con Él el máximo tiempo posible.

3.3.- No caigas en envidias y rencores hacia los demás, que trabajan en la viña del Señor.
Porque el más grande es esta tarea no es el que tiene un puesto de más relumbrón, sino el que más sirve desde la humildad.

3.4.- Aprecia la justicia de Dios, empapada de misericordia y ternura.
Ante esta parábola podemos preguntarnos: ¿Es Dios injusto a la hora de dar el jornal?
Los que hemos ido a vendimiar sabemos que no es los mismo trabajar todo el día que ir un rato ya con el fresco de la tarde. Desde un punto de vista meramente laboral dar el mismo sueldo a los que han trabajado diferente tiempo no es muy justo. Peor no olvidemos que se trata de una parábola con un mensaje de fe.
Los jornaleros que se quejan no han descubierto el gozo de trabajar en la viña del Señor. Recuerdan a los fariseos que se quejan de que Jesús coma con publicanos y pecadores o perdone a la mujer adúltera, o al Hijo Mayor de la Parábola del Hijo Pródigo. No entienden que la vida cristiana es ya una gozada y que la justicia de Dios supera nuestra justicia.
Por eso termino con un texto precioso sobre la justicia de Dios:

“Dios no es justo: hace salir el sol sobre buenos y malos.
Dios no es justo: prepara un banquete para el hijo pródigo que vuelve a casa.
Dios no es justo: abandona las 99 ovejas para ir tras la descarriada.
Dios no es justo: afirma a los fariseos cumplidores de la ley y llenos de soberbia que las prostitutas os adelantarán en el reino de los cielos.
Dios no es justo: el obrero de última hora cobra lo mismo que el que ha sido contratado a las nueve de la mañana.
Dios no es justo conmigo.... Perdona mis infidelidades y se acuerda sólo de mi amor. Dios no es justo según nuestros criterios y nuestra forma de actuar.
¡Dios no es justo.... afortunadamente!.
La justicia de Dios está empapada de misericordia y ternura. Desborda la nuestra”.
... See MoreSee Less

View on Facebook